Pᴀᴛʜ Cʟɪᴄᴋ ›› 



Quizá las experiencias fragmentadas de nuestra vida, combinadas con nuestro sentido de urgencia, (y con urgencia me refiero a: Es urgente decidir, o no tengo tiempo para esto porque el resto de cosas en el día son más urgentes, es urgente hacer llamadas, ver correos, comer, la junta, etc.) no nos permite crearnos un plan de acción real sobre nosotros mismos, sobre qué hacer con nuestros mayores deseos, propósitos, ideas, dones.


Es como vivir colgados de las manecillas de un reloj, solo giras, estás en movimiento, en acción.. ¿Pero respecto a qué? ¿Pará qué?

¿Respecto al tiempo o respecto a nosotros?

¿Estamos siendo sinceros con nosotros mismos?

Si así es, ¿Por qué no derrivamos esas paredes que nos impiden avanzar y ser libres?


La misma naturaleza nos habla todos los días. En días de frío, de calor; se cumplen ciclos, hay un tiempo para todo.

Tiempo para hablar, tiempo para callar; tiempo para trabajar y tiempo para descansar.

Ese tiempo se nos da como un regalo, nada en garantía respecto a él, pero mientras se nos sea dado, aprovechemos para voltear a vernos a nosotros mismos. Y para ayudar a los demás. Por medio de otras personas también nos conocemos a nosotros mismos.


¡Hagámonos preguntas, cuestionemonos, al mismo tiempo que nos dejamos sorprender por la vida!


Todo esto, con la firme confianza y convicción de que no estamos solos en este viaje.

Si vemos nuestro interior, lo sanamos, lo cuidamos, nos damos a los demás, podremos, cada día acercarnos más a La Verdad. Esa Verdad que tanto deseamos conquistar y por la cual, nuestro corazón estará inquieto hasta conocerla.

#carolinaclicks #path

JOIN MY MAILING LIST

© 2023 by Lovely Little Things. Proudly created with Wix.com

  • Black Facebook Icon
  • Black YouTube Icon
  • Instagram
  • Black Pinterest Icon